viernes, 15 de agosto de 2014

Arroz con leche y melocotones {sin lactosa y sin azúcar}


Un arroz con leche y melocotones sin lactosa y sin azúcar pero con todo el sabor y toda la ricura del mundo es la receta que os traigo para despedir la temporada 2013-14. Cierro el chiringuito un par de semanas para descansar pero también para organizarme. El nuevo curso está a la vuelta de la esquina y entre eso, Blanconube y otros menesteres profesionales debo organizarme, sí ;) Así que nos vemos en septiembre. 


Pero bueno, volviendo a nuestro arroz con leche y melocotones -que como os decía no tiene ni lactosa ni azúcar- está hecho con la leche Kaiku sin lactosa que venía en la caja Degustabox de este mes y que por cierto estaba repleta de productos ideales para el veranillo, de picoteo y más.  Si no la conocéis la caja Degustabox contiene un kit de productos de alimentación de primeras marcas y cada mes es diferente y resulta toda una sorpresa. Si también a vosotros os gustaría recibir la caja, utilizando este código 1F7O9 obtendréis un descuento y el precio será 9,99€ en vez de 14,99€ (gastos de envío incluido) para la primera caja.


INGREDIENTES (6 raciones)
(melocotones)

  • 5 melocotones
  • 3 cucharadas de Dayelet cremas (o azúcar)
  • 2 ramitas de canela
  • agua
(arroz con leche)
  • 100 gr. de arroz de grano redondo
  • 3/4 l. de leche sin lactosa Kaiku
  • 100 gr. Dayelet semifríos (o de azúcar)
  • la piel de un limón
  • 1 ramita de canela
  • 1 pizca de sal
  • canela en polvo (para decorar)

ELABORACIÓN 
  • Empezaremos preparando los melocotones. Para ello empezaremos pelando y cortando a trozos pequeños los melocotones. 
  • Pondremos al fuego una cazuela de culo ancho y cubrimos con agua el fondo- un dedo más o menos- junto con el Dayelet cremas / azúcar y la canela. cuando empiece a hervir añadiremos los melocotones y mantendremos a fuego medio hasta que se consuma el líquido y los melocotones se pongan blanditos.
  • Retiramos la canela y disponemos el melocotón en el fondo de copas y reservamos.
  • Ahora prepararemos el arroz. Ponemos en un cazo el arroz y lo cubrimos de agua y llevamos a ebullición durante 5 minutos.
  • Pasados los 5 minutos escurrimos y lo ponemos en un cazo con la piel del limón, la canela y la leche. Llevamos al fuego y cuando empiece a hervir le añadimos el Dayelet semifríos/ azúcar y la sal.
  • Cuando esté hirviendo bajamos el fuego y lo mantenemos así durante unos 30 minutos. 
  • Finalmente retiramos la piel del limón y la canela y vertemos el arroz por encima de la capa de melocotón, espolvoreamos con canela y refrigeramos.


lunes, 4 de agosto de 2014

Montaditos de 'esgarraet' o 'espencat'



¡Buenas! La blogosfera está casi vacía, se nota un hueco considerable. Playa, campo, viajes, familia, reencuentros, piscina, amigos… y entre todo ello ¡habrá que comer! Hoy traigo un clásico de la cocina valenciana y de mi casa: el esgarraet o espencat y os lo sirvo en montaditos

El esgarraet es una ensalada muy rica y saludable que se llama así porque es la forma en que se preparan los pimientos, estos se desgarran en tiras después de haber sido asados y haberles quitado la piel -su traducción vendría a ser desgarradito :P -. A mi personalmente me encanta y su sabor me traslada automáticamente a verano y a casa de mis padres. 


Si a al esgarraet le añadimos berenjena entonces tenemos un espencat, que en realidad es lo que traigo hoy. Sin embargo en mi casa y por razones de esas que se me escapan le llamamos siempre esgarraet. Acepta también muy gratamente huevo duro picado y para que los niños coman una buena alternativa es hacerlo con atún en conserva en vez de bacalao en salazón ya que tiene un sabor menos fuerte. Sea cual sea la opción que elijas te va a gustar muchísimo. Sírvela en tosta, montaditos o monda y lironda. Éxito asegurado. Pues aquí van mis montados de esgarraet o espencat.

Todos los elementos que veis en la foto los tenéis en Blanconube.
INGREDIENTES

  • 3 pimientos rojos
  • 2 berenjenas
  • bacalao en salazón (pueden ser migas)
  • 1 diente de ajo
  • aceite de oliva virgen extra
  • panecillos variados
ELABORACIÓN
  • Lavamos los pimientos y berenjenas, los pincelamos ligeramente con aceite y los ponemos en la bandeja del horno. Horneamos unos 35 -40 minutos hasta que estén tiernos y doraditos.
  • Pasado el tiempo sacamos la bandeja del horno y dejamos enfriar, cuando ya estén fríos pelamos los pimientos y las berenjenas, los desgarramos a tiras y los ponemos en una fuente. A mi siempre me gusta añadir un poco del aceite que sueltan.
  • Cogemos el bacalao* y los añadimos a las hortalizas, también desgarrándolo en tiras.
  • Rallamos el ajo por encima, añadimos aceite de oliva virgen extra, mezclamos un poco y dejamos macerar en la nevera unas horas.**
  • Abrimos unos cuantos panecillos y los rellenamos con la mezcla. Refresco en una mano y montadito de esgarraet en la otra y… ¡A disfrutar!
* Yo tuve el bacalao unas horas en remojo para quitar un poco de sal ya que no me gusta tan fuerte.
** Está bastante mejor reposado, porque además de fresquito los sabores se integran mejor.
*** Como he mencionado antes se le puede añadir huevo duro y sustituir el bacalao en salazón por atún.


Angi
jueves, 24 de julio de 2014

Helado de crema de speculoos


Vaya tela con este helado de crema de speculoos… de verdad que es un vicio absoluto… tan rico, tan cremoso y tan efímero el pobre… Es difícil resistir la tentación a sabiendas que tenemos en el congelador semejante helado.


Yo no necesito excusas para aferrarme al bote del helado de speculoos. No necesito que haya un poltergeist dentro de la tele y del miedo me vaya a la cocina para aliviar el susto, ni que el chico más guapo de la clase no me invite al baile de fin de curso cual película americana de adolescentes, ni siquiera es necesario una trama de lo más compleja… Nada. Este helado entra por sí sólo. Y si no, ya me lo diréis ;) y tanto es así que mi querida Yaiza también lo sabe,  para otra versión de helado utilizando speculoos visitad su blog y la receta que publicó hace unos días, espectacular. 


Un helado de speculoos fácil y sin complicaciones. Sano, sano, no es, para qué mentirnos, pero más que los comerciales sí ¿no? pues ahí va eso. Es genial notar los trocitos de galleta… en fin, a por la heladera, venga. ¡Ah! y las cápsulas de Blanconube, of course. ;)



INGREDIENTES

  • 200 ml de crema de speculoos
  • 125 gr. de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 500 ml. de nata para montar
  • 2 cucharaditas de estabilizante de nata
  • 125 gr. de galletas speculoos


ELABORACIÓN
24 horas antes de elaborarlo ponemos el recipiente de la heladera en el congelador*
- 4 horas antes preparamos la mezcla: 
  • En un bol ponemos la crema de speculoos, el azúcar y la leche y batimos hasta incorporar bien.
  • Añadimos al bol la nata, mezclamos bien y lo ponemos en la nevera cuatro horas. 
  • Pasado este tiempo ponemos la mezcla en la heladera para que manteque y vamos añadiendo las galletas troceadas, casi polvo, a la heladera. A mi me tardó unos 25 minutos en mantecar y no veáis el volumen, precioso.
  • Si no lo utilizáis todo o queréis que esté un poco más solido lo metéis en el congelador. 
* Recordad que si no tenéis heladera también lo podéis hacer. Tan solo tenéis que poner la mezcla en el congelador e ir removiéndola a intervalos de 20-25 minutos hasta que adquiera la consistencia que queréis.

Feliz fin de semana,
Angi
miércoles, 16 de julio de 2014

Ensalada de garbanzos con alcachofas


HO-LI-DAYS. Así en mayúsculas y separando las sílabas para asimilarlo y creérmelo!! Por fin, de verdad que parecía que este curso no acababa nunca, pero ahí está finiquitado y rematado, hasta septiembre… Lo que no tenemos que dejar para septiembre es el tema legumbres y de ahí esta ensalada de garbanzos con alcachofas.



No sé que pasa con las legumbres, y corregidme si me equivoco, que las dejamos bastante o del todo apartadas durante los meses estivales con lo ricas y sanas que son. Pues me he propuesto incluirlas en mi dieta veraniega y lo estoy consiguiendo, valga como ejemplo esta ensalada de garbanzos con alcachofas y una vinagreta ideal. No será la única receta que traiga de este tipo. Además resulta más fácil si cabe prepararlas y aliñarlas en el Salad Shaker de Lékué y además servirlas.

No voy a cerrar el blog por vacaciones, total ya se cierra solito cuando no me da la vida para más. Guardo bolis rojos y cierro libros, abro cocina, alguna traducción, mucha playa, lectura, scrap y algún viajecito y os espero en Blanconube. Mil maneras de disfrutar del tiempo libre ¿Cuál va a ser la tuya?

INGREDIENTES (2-3 personas)
  • 1 bote grande de garbanzos cocidos
  • 6 corazones de alcachofa en conserva
  • un puñado de tomates cherry
  • 1/2 cebolla tierna
  • un puñadito de hojas de perejil picado
  • unas lascas de queso parmesano
(vinagreta)
  • 4 cucharadas de AOVE*
  • 1 cucharada bien llena de zumo de limón
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon
  • 1 diente de ajo pequeño y picado
  • pimienta negra recién molida
  • sal
ELABORACIÓN

  • Ponemos en el bol de la Salad Shaker los garbanzos enjuagados y escurridos, añadimos los corazones de alcachofa partidos por la mitad y hacemos lo mismo con los tomates. Cortamos la cebolla en juliana fina y la incorporamos también al bol. 
  • En el hueco que hay en la tapa del Salad Shaker ponemos todos los ingredientes de la vinagreta y con la ayuda de un tenedor combinamos. Incorporamos la mezcla dentro del bol y agitamos para que se mezcle bien*
  • Por ultimo espolvoreamos el perejil picado por encima y ponemos también unas lascas de parmesao y ¡a comer de una manera rápida, sencilla, sana y limpia!
*Si no tenemos Salad Shaker pues utilizamos una ensaladera y un bol pequeño para la vinagreta y sin problemas.

Feliz semana,
Angi